ACOSO

Estándar

El acoso existe en los colegios, en el trabajo, en parejas e incluso en personas de nuestro entorno. No es lo mismo acosar a tu pareja que a un compañero de trabajo o un compañero de colegio, pero lo cierto es que todos los acosadores tienen una serie de características en común, si bien se pueden aplicar en mayor o menor medida dependiendo de las circunstancias del entorno, del acosador/a y la víctima.

Sentimiento de inferioridad. La razón por la que una persona acosa es porque siente envidia de la víctima. Los acosadores saben que carecen de ciertas características o habilidades personales o emocionales y al encontrarse con una persona que las tiene la realidad les choca. Piensan que la única manera de volver a su equilibrio mental es anulando a la víctima a través del acoso psicológico o físico. Piensan que si esa persona se desvanece (o sea que se suicida), van a conseguir que esas características de las que ellos carecen se les van a transferir.

Carencia de principios: No tienen ni principios ni moral. Para ellos no existen las reglas sociales. No entienden que donde empieza la libertad de uno se acaba el de otro, que la convivencia es imposible sin respeto. Para ellos no es importante ni la bondad, ni el respeto, ni el altruismo, ni el amor. Ellos sólo viven por y para ellos mismos.

Carencia de empatía: cuando se tiene empatía se es perfectamente consciente del daño que se puede provocar en los demás con algo que decimos o hacemos. Pero es que los acosadores no se quedan ahí, los acosadores insultan, humillan, desmoralizan a sus víctimas. Por ende, al no padecer sufrimiento ajeno, se vuelven crueles, despiadados y vengativos. Lo peor de todo es que son incapaces de sentir culpa, por lo que no sienten ningún remordimiento de lo que hacen. Es más, pueden llegar a reconocer que han hecho algo, pero intentan quitarle importancia al asunto. Intentan hacer creer que el dolor de su víctima no es real, o peor aún, que es una exagerada.

Mentira compulsiva: como los acosadores viven de la imagen que proyectan en los demás, tienen que estar proyectando una imagen distorsionada de ellos mismos frente a terceros, una imagen de buenas personas, de pulcras, decentes, correctas. Intentan compensar esa falta de habilidades mediante la admiración o el apego que puedan demostrar los demás hacia ellos.

Encanto personal: las personas acosadoras son seductoras por naturaleza. Intentan embaucar a los demás con su amabilidad, con su gracia, con su brillantez social. Por eso cuando las personas ven su verdadera esencia se sorprenden tanto.

 Compensa su baja autoestima rebajando a la víctima. De esto es de lo que hable en el post acerca de la envidia. Cuando se mete con su víctima, como ésta siente tristeza, pena, vergüenza, impotencia y la desarma, al acosador, como carece empatía, el sufrimiento de la víctima en vez de crearle vergüenza, pena o dolor, le crea un sentimiento de superioridad, un sentimiento de ser mejor, más fuerte.

Se casan con personas de las que puedan vivir. Los acosadores son gente verdaderamente negativa. Para compensarlo, intentan encontrar parejas optimistas. Parejas crédulas, inocentes, ingenuas que no ven su lado negativo. Como encima son incapaces de realizar tareas que los demás harían sin dificultad alguna, necesitan a alguien de quien poder vivir. Tienen aspiraciones profesionales pero difícilmente son capaces de conseguirlo.

Paranoia: teniendo en cuenta las características que he mencionado antes, muestra a los demás una imagen de víctima frente a las personas a las que agrede, que supuestamente le han traicionado. Al carecer de principios, de moral, de ética, al tener una baja autoestima y tener que vivir de lo que opinan los demás de ellos, son incapaces de admitir su culpa, porque ello supondría mostrarse tal y como son ante los demás y tener que admitir su mayor debilidad: su carencia de habilidades.

acoso

“La grandeza de uno proviene de sus propios logros”. I.L.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s