TRISTEZA

Estándar

¿Alguna vez os habéis visto comiendo helado mientras veíais la televisión? ¿Alguna vez habéis sentido nostalgia, melancolía o desgana? ¿Alguna vez os habéis sentido apesadumbrados pese a que no hubiera ninguna causa latente? Hoy hablaremos de ese sentimiento que nos causa desánimo, disgusto, pena, dolor, en definitiva, hoy hablaremos de la tristeza.

Muchas personas no quieren sentir tristeza. De cierta manera es comprensible, porque es un estado de ánimo que no ayuda nada en nuestra sociedad agitada y dinámica en el que uno no puede permitirse el lujo de tomarse el tiempo necesario para descansar, despejarse y retomar de nuevo las actividades cotidianas a su antojo. Pero a veces es necesario sentir tristeza. Cualquier sentimiento que sentimos es válido y deberíamos respetarlo, siempre que no implique un desequilibrio emocional o nos agite más de lo necesario, tal y como lo he explicado en los dos casos anteriores.

Cuando alguien se va de nuestras vidas, nos abandona o simplemente se aleja de nosotros, cuando vemos una película triste, cuando tenemos un accidente que nos deja secuelas es normal que sintamos tristeza. Solemos tener un sentimiento de desgana, un descenso de energía y ganas de estar solos. Muchas veces se debe a que esa importante pérdida supone un gran cambio en nuestras vidas y necesitamos tiempo para pensar en ello, para ver las cosas de otra manera o darle otra perspectiva a nuestra vida o nuestra existencia, conseguir herramientas o recursos para seguir adelante. Después de tomarnos nuestro tiempo para reposar, volvemos a nuestra vida con las pilas cargadas.

Pero esto no siempre es así. A veces ese sentimiento de tristeza nos inunda, nos ofusca la mirada, nos produce una completa apatía y una devastadora desolación. Nos rechazamos a nosotros mismos, el amor por nosotros mismos se colma de sentimientos de culpa, de rechazo, de un exasperante desasosiego que es tan doloroso como el dolor físico. Nos encerramos en nosotros mismos intentando sentirnos mejor, intentando paliar ese dolor tan intenso que disminuye la sensibilidad en nuestros cinco sentidos y hace que la vida carezca de sentido, de disfrute y de goce, colmándola de toda una gama de tristes grises en un ánimo de desaliento. En suma, hemos convertido nuestra tristeza en depresión.

Para que no lleguemos a este extremo, lo mejor es paliar la tristeza. Existen un montón de métodos y todos son válidos, siempre que nos ayuden. Algunos intentan mejorar el estado de ánimo de una forma natural, partiendo de nuestras capacidades internas, acudiendo a las sustancias que segrega nuestro cerebro realizando ejercicio físico o llorando. Otras personas acuden a recursos exteriores con el fin de acabar con la tristeza, como puede ser ir de compras o consumiendo drogas. En mi opinión ir de compras o consumir drogas solo puede ayudarte a corto plazo, ya que el efecto de ambos no es duradero. Aunque tengas más artículos de consumo, eso no va a solucionar el problema que tienes, y el estado eufórico de las drogas también es limitado, puesto que cuando se acaba su efecto, la tristeza incluso se puede acentuar, el sentimiento de vacío puede llegar a ser mayor. Por último algunas personas intentan acabar con su tristeza acudiendo al exterior, partiendo de un interior. Rezan o ayudan a los demás. Cuando rezan buscan alguna respuesta, alguna solución a sus problemas y cuando ayudan a los demás se sienten útiles, valiosos, y también pueden conseguir ver que hay gente que vive peor que ellos o que tiene mayores problemas que ellos y aún así son capaces de seguir adelante y eso les da ánimos. Otras personas acuden a la reflexión, con el fin de usar todos sus recursos interiores para encontrar una solución, un enfoque distinto, algún sentido a la vida o a la pérdida de un ser querido, incluso la aceptación.

tristeza

“La tristeza es tan solo un túnel que nos lleva hacia la luz.” I.L.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s