PASO 8

Estándar

Hoy hablaremos de lo que nos puede aportar tener una buena comunicación con nosotros mismos, pero partiendo de nosotros. Tan importante es la forma en que nos tratamos, como es el realizar las preguntas adecuadas cuando estamos buscando respuestas.

Dependiendo de la clase de preguntas que realicemos, obtendremos las respuestas adecuadas. Si queremos resolver un problema concreto o si nuestra pregunta es específica, obtendremos una respuesta concreta o específica. Podemos usar la conexión cuando se da esta situación, pero sería limitar mucho su uso.

Podemos hacernos preguntas más amplias, si estamos estancados con nuestra vida, si no sabemos que queremos, a donde queremos ir o que queremos conseguir. Podemos empezar por hacer una pregunta como las que escribí en el anterior artículo, como ¿Qué es lo quiero? ¿Qué necesito para…? ¿Estoy satisfecho conmigo mismo? Y a partir de ahí, proseguir con un bucle de preguntas que nos llevará a encontrar la verdadera respuesta, como ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué me aporta eso? ¿Y cómo me haría eso feliz? ¿Por qué me haría eso feliz? Cada pregunta que formulemos nos llevará a una respuesta cada vez más profunda y con cada respuesta seremos más conscientes de lo que realmente queremos. También podemos usarlo para preguntarnos a cerca de algo que nos limita o que nos impide realizar algo, para saber cuál es la razón por la que no lo conseguimos.

Puede ser que a veces, las respuestas nos lleguen de inmediato, como si alguien supiera la respuesta y estuviera esperando a que la formuláramos. Puede ser que otras veces, las respuestas no nos lleguen en un momento preciso, sino que tarden un tiempo en aparecer. Cuántas más preguntas elaboradas hagamos, más tendremos que indagar en nosotros mismos y más tendremos que abordar la pregunta. Puede ser que a veces no nos demos cuenta de que siempre tuvimos la respuesta ahí, enfrente, pero que nunca le hicimos caso o que simplemente lo ignoramos porque pensábamos que no era algo importante. Puede ser que a veces, nos llegue más de una respuesta a una misma pregunta, pero no a la vez. En vez de quedarnos con la primera respuesta que obtenemos, debemos ser pacientes y esperar a obtener más respuestas, ya que normalmente las siguientes suelen ser mejores.

Puede ser que recibamos las respuestas a través de los sueños. Muchas personas no se acuerdan o no le prestan atención al contenido de sus sueños, pero lo cierto es que mientras dormimos es cuando nuestra mente trabaja en aquello que nos preocupa. Claro que normalmente el mensaje es muy abstracto o metafórico y eso nos impide entenderlo, pero podemos indagar por fuentes de información para hacernos una idea de que puede significar. Debemos poner especial atención si se vuelve un sueño recurrente, porque implica que es algo de gran importancia para nosotros que todavía está sin resolver y necesita ser cambiado/solucionado/arreglado.

Tal y como he descrito el proceso de conexión con nosotros mismos, puede parecer que esa comunicación solo se de cómo una especie de conversación, pero a veces podemos obtener las respuestas a través de nuestro cuerpo. Nuestro ritmo cardíaco, la sudoración, el enrojecimiento de nuestros pómulos, quedarse con la mente “en blanco”, marearse, dolores de cabeza o de espalda. Puede que en un primer momento no entendamos la respuesta, pero si queremos ir más allá de las respuestas corporales, si empezamos a fijarnos en cual es nuestra actitud y a preguntarnos los por qué, encontraremos la respuesta también.

paso 8

“Los tesoros más preciados son los más difíciles de encontrar”. I.L.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s