EL CAMBIO

Estándar

Hemos llegado al último paso de todos. Espero que hayáis disfrutado de esta nueva experiencia consistente en vuestro propio autoconocimiento. Se que no es fácil, que no siempre es agradable lo que descubrimos y que incluso alguna vez os haya causado dolor lo que habéis tenido que recordar o lo que habéis tenido que volver a vivir. Algunas veces tal vez habréis tenido la tentación de dejarlo porque os faltaban fuerzas u os sentíais pequeños, pero todo esfuerzo tiene su recompensa.

Al haber llegado aquí, habréis conseguido un montón de beneficios. En un primer momento, si habéis conseguido calmar vuestras emociones, habréis mejorado vuestra salud, ya que eso hace que la presión arterial baje, así como aminorar el sufrimiento de vuestro corazón.

Ya que tanto las preocupaciones presentes como futuras, solo se vuelven en una preocupación temporal, estaréis más relajados y os habréis desecho de ese malestar que es la ansiedad, con todas sus implicaciones: desde comer mucho o comer mal, hasta morderos las uñas, estar irritables, susceptibles o irascibles.

Al haber eliminado el estrés, también habréis conseguido conciliar el sueño sin problemas. Tendréis la espalda más relajada, tendréis menos dolores de cabeza y estaréis de mejor humor. Os ocuparéis tanto de trabajar con eficiencia como de descansar de verdad y os autorregularéis con el fin de que no trabajéis demasiado, pero tampoco os venza la pereza.

También habréis notado que estáis más relajados al deshaceros de vuestros miedos y de vuestro pasado y haberlos convertido en un punto fuerte. Estaréis intentando vivir vuestra vida más plenamente, estaréis de mejor humor e incluso estaréis experimentando cosas nuevas o buscando emociones más fuertes.

Tal vez habréis notado que algunas personas de vuestro entorno os miran con otros ojos, os tratan diferente o que simplemente se han dado cuenta de vuestro cambio. Cuanto mayor es el cambio entre el antes y el después, es cuanto más deseáis haber vivido así siempre.

Puede que hayáis echado a alguna persona de vuestra vida que no hacía más que haceros sentir más pequeños, puede que hayáis dejado atrás algún hábito del pasado que resultaba realmente perjudicial para vosotros (desde fumar, hasta consumir alguna sustancia, salir de fiesta hasta las tantas de la madrugada o pasar vuestra vida delante del televisor o del ordenador como zombies sin hacer nada).

Puede que con lo que hayáis descubierto de vosotros mismos, hayáis descubierto alguna afición nueva, una pasión nueva, hayáis creado algún hábito nuevo o que vuestra rutina haya cambiado drásticamente.

Puede ser también, por último, que esa haya sido la primera vez que hayáis empezado a preguntaros o a soñar con cómo sería vuestra vida ideal y que sea la primera vez también de que seáis capaces de luchar por conseguirlo.

Este es solo el inicio. El inicio de una nueva vida sin límites, una vida libre, una vida sin cadenas, donde soñar no es posible, sino que es una obligación. Una vida donde los deseos se cumplen porque uno quiere y los hace posibles. Una vida donde ser feliz no es ser signo de ser iluso o de ser inocente, sino que es una manera de vivir. Es como volver a nacer y crecer siendo niños en un cuerpo de adultos. Una hoja en blanco donde se puede escribir lo que se quiera. Un sueño en el que tienes alas y puedes volar hasta donde tú quieras.

felicidad

“Los finales felices son los nuevos comienzos.” I.L.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s