DIOSES DEL OLIMPO

Estándar

Ya he hablado sobre esto antes, pero quería enfatizar más este aspecto. Quería hablar sobre el miedo al rechazo, miedo al que dirán o que opinarán de ti, miedo a que se metan contigo, por el simple hecho de no seguir los cánones de belleza actuales. Hoy en día está bien visto ser delgada, con una melena hasta la cintura como Pocahontas y un bronceado espectacular. En el caso de los chicos, estar musculosos, ir al gimnasio, broncearse, depilarse y que sigan todo un circuito de ritos de belleza. La gente dice que si no se siguen estos estereotipos no se liga, mentira. A menos que la otra persona sea superficial.

Además todo está enfocado a que la gente se obsesione por un físico perfecto (¿perfecto, para quién?), con el único fin de que consuman un montón de productos de belleza, de estética, que gasten dinero en pesas, en gimnasios, en bronceadores, en cabinas para broncearse y un sin fin de cosas más. Además nos bombardean con toda clase de anuncios de colonias, anticelulíticos, de hidratantes y en más productos de la misma índole, donde aparecen cuerpos jóvenes y esculpidos, donde no tienen si quiera un vello enquistado, ni un michelín, ni un poco de celulitis, como si alguien los hubiera confeccionado a medida al gusto de alguien.

No hay más que ver los comentarios despectivos que se hacen sobre el físico (sobre todo en mujeres, aunque en hombres también): que si no tiene pecho, que si tiene las piernas gordas o el culo gordo, o que no tiene culo, que si tiene barriga, que si tiene la piel flácida, que si parece un saco de huesos etcétera. Pero en realidad es esta misma actitud la que hace que los jóvenes de hoy en día cada vez tengan más miedo a no cumplir con las expectativas sociales.

Así es como cada vez más gente se opera, como si se pudieran fabricar humanos a medida. Cintura de avispa, 50 kilos y un pecho 95C (por poner una talla) con un culo saliente, no dudo de que haya chicas con esta forma física, pero la diferencia de medidas es desproporcionada, además de que tienen que acabar con un dolor de espalda horrible. O gente que se opera la cara y al final parecen otras personas. No digo que esté mal operarse si realmente se tiene un complejo, pero primero había que mirar de donde proceden esas expectativas de querer ser una Barbie o un Ken.

dioses

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s