AJUSTES DE ÚLTIMA HORA

Estándar

Una buena manera de comenzar bien los días es con un sueño reparador. Hay gente que le cuesta dormirse y por ende, le cuesta levantarse. Otras personas sufren de pesadillas y no se levantan descansados, otros porque sufren bien de estrés, depresión o de ansiedad, no consiguen tener un sueño profundo, reparador. Los problemas de sueño generalmente están relacionados con preocupaciones, con responsabilidades y con el futuro.

El primer paso importante para tener una calidad de sueño es deshacerte del estrés, de la ansiedad o de la depresión. Sobre cada uno de ellos he escrito de antemano en otros artículos, explicando como eliminarlos.

Si con el paso anterior aún no se han eliminado los problemas para conciliar el sueño, debemos intentar maximizar lo posible las hormonas que producen bienestar, como son la adrenalina, la noradrenalina, la dopamina, la oxitocina y la serotonina.

Esto se pude hacer de varias maneras: algunos lo consiguen a través del deporte, otros a través del sexo, otros a través de la música… cada uno tendrá que explorar cual es el que le resulta más efectivo.

Por último, se puede deber a que no tenemos buenos hábitos, entre los que se encuentran:

1) Cenas pesadas. Si comemos mucho antes de ir a dormir, cuando nos vayamos a la cama no conseguiremos dormir porque estaremos haciendo la digestión.

2) Estimulación excesiva: se recomienda no hacer ejercicio intensivo a la noche, después de cenar, ya que eso estimula nuestro sistema nervioso central y nos impide conciliar el sueño.

3) Consumo excesivo de cafeína y/o azúcar: si tomamos mucho café durante el día, o a la tarde (y lo mismo se puede decir de las bebidas energizantes o azucaradas), afecta a nuestro sistema nervioso central y cuando llegue la noche aún continuara ese efecto en nosotros, por lo que tendremos dificultades para conciliar el sueño.

4) Preocupaciones: llevar trabajo a casa, no desconectar del día a día o no tener tiempo libre para nosotros (no tiene porque ser mucho tiempo, al menos se necesita media hora al día) puede afectarnos gravemente. Después de la hora cenar (suponiendo que se cene a las 8 o 9 de la noche), es el mejor tiempo para desconectar.

paz mental

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s