ANÁLISIS

Estándar

Las cosas no marchaban bien. La vida se me hacía pesada, sin sentido, vacía. Yo no era como quería ser y mi relación con el exterior no era como lo hubiera esperado. La gente no me trataba como yo creía que me lo merecía. Así que empecé a preguntarme si realmente había algún problema en mí.

Pensé que tal vez la culpa era mía y mientras analizaba las probables causas, me di cuenta de que en realidad yo no había provocado esas situaciones tan nefastas. Pensaba en mi interior, que no había faltado el respeto a nadie, que no me había metido con nadie y que no había tratado mal a nadie.

Así que saqué la conclusión de que la culpa no era mía, que era del resto. Bueno, en parte sí y en parte no. Ahora me doy cuenta de que cuanto más frágil y vulnerable pareces, más te ve la gente como “una presa fácil”. No todos, evidentemente, hay gente que sabe apreciar la bondad y la inocencia. Pero no es así como suele suceder.

Mi política siempre ha sido “vive y deja vivir”, y cuando estoy tratando con alguien con quien no merece la pena, simplemente, me alejo despacio, en silencio, hasta que un día ya no compartimos nuestras vidas. Tal vez esto no ayude mucho cuando es gente de tu entorno, pero no se me ocurre mejor manera de hacerlo, ya que con algunas personas hablar no funciona y no soy partidaria de usar la violencia, ni verbal, ni física.

No ser como la persona que quería ser sí que dependía exclusivamente de mí y me culpaba mucho por ello, pero tuve que descubrir la procedencia de ese deseo, que llegó tiempo más adelante.

análisis

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s