Versatile Blogger Award

Estándar

Después de 12 largos meses aquí es donde me encuentro ahora. Nuevos sentimientos vividos, muchas lágrimas y muchas sonrisas. Se han cerrado  muchas puertas y se me han abierto infinitas. Lo gris se ha vuelto colorido y lo colorido más intenso. A veces empezar todo desde el principio cuesta mucho, pero viendo toda esta trayectoria que he recorrido puedo ver claramente que ha merecido la pena.

Cuando empecé este proyecto no sabía si merecería la pena, si llegaría lejos, incluso si me gustaría o lo dejaría, simplemente me venían ideas acerca de sobre que escribir, como podría ayudar a la gente que leyera mi blog. Desde entonces, me he encontrado con gente que me ha apoyado, gente que no, gente que me ha seguido y personas con las que he debatido mis ideas. Desde luego, no soy la misma persona que era cuando emprendí este proyecto, pero definitivamente sigo siendo yo. Así me encuentro ahora, con el corazón más fuerte y la coraza más débil.

Muchas gracias Ben Brocker por este reconocimiento, que me anima aún más a seguir con la labor con la que empecé un año atrás. También quiero agradecer a todas las personas que siguen mi blog, han visitado mi blog, todas las personas que le han dado like o incluso que han comentado porque son los que me ayudan a seguir.

????????????????????????????????????????????????????????????????????

Protocolo del premio

  1. Mostrar el premio concedido.
  2. Anunciar la nominación con una entrada y agradecer la nominación.
  3. Nominar a 15 blogs.
  4. Comunicar a los nominados y colocar un enlace a la entrada.
  5. Contar tres cosas sobre mi.

Mis nominados para los premios han sido los siguientes:

http://thehonkinggoose.wordpress.com

A day in the life

dullypepper.com

https://lauramacky.wordpress.com/

https://livinpoland.wordpress.com/author/rahoz/

booksmusicandmovies.wordpress.com

http://DonCharisma.org

idiotwriting.wordpress.com/

marialajuana.wordpress.com/

http://ofcuriousminds.com/author/ajhughes88-2/

https://blog.etsy.com/en/?ref=ftr

crissanta.com/

http://lavidaenpoesia.wordpress.com

http://desenredopoesia.wordpress.com/

mindfuldigressions.com/

irenedesign2011.com

3 cosas sobre mi:

-El más mínimo detalle cuenta.

-El perfeccionismo te llevará al sufrimiento, la excelencia hacia la felicidad.

-La felicidad debe ser un constante esfuerzo por encontrar nuestro equilibrio en este mundo inconstante.

Anuncios

Bullying

Estándar

Me encantan las ballenas. Esas criaturas marinas enormes que se alimentan de plancton, tienen simbiosis con diferentes especies y surcan los mares chapoteando y echando agua por un agujero. Aunque escribir un artículo sobre ellos podría ser realmente interesante no es de lo que se trata.

ballenaEn realidad resulta que recientemente oí a alguien decir ballena. No en el sentido de que apreciara las ballenas, sino más bien en el sentido de insulto ofensivo. Yo no se si realmente iba por mí o no porque tal vez iba para otra chica. Aún así pensé, ¿Quién te crees que eres para andar llamando a nadie ballena? ¿Qué eres tú, entonces? Si iba por mí aún peor, porque pensé “efectivamente, soy una super ballena y mira lo feliz que vivo”. No porque esté gorda y me de por aludida, que no lo estoy, sino más bien porque a mi esas cosas no me afectan. Entonces, tal vez alguien se pregunte que qué hago escribiéndolo aquí si realmente no me duele, pero he pensado que tal vez le puede ayudar a otras personas y no solo con ballena, sino con cualquier otra cosa que se les ocurra llamarte como z_ _ _ a, p_ _ a, fea o gorda.
Cuando una persona te llama eso o se comporta de esa manera, en realidad, no es que piense eso sobre ti o esté intentando arremeter contra ti. La cosa es mucho más sencilla. Intenta resolver sus conflictos interiores contigo. El problema es si tú aún no has resuelto tus problemas interiores. En ese caso te parecerá la mayor ofensa del mundo y vas a intentar demostrarle que se equivoca. Eso no sirve para nada, de hecho, lo disfrutará. ¿Entonces qué hacer? Puedes intentar hacer tú lo mismo con esa persona, pero es que entonces estarías demostrando que eres igual. ¿No sería más gozoso demostrarle que tú eres mejor? Entonces, bueno, pasa de esa persona. Seguro que hay alguien que dice que hay que hacerse respetar. Pero con personas como esas como piensas ganarte el respeto, ¿pegándolos? No creo que sirva. El tiempo ya se encargará de poner las cosas en su sitio.
Lo mismo pasa con el bullying. De hecho, me parece peor que un mero insulto aislado porque es algo repetitivo y constante. A veces incluso con agresiones físicas. No he sacado este tema porque se esté tratando este comportamiento social que tanto auge ha tenido últimamente sino porque desgraciadamente yo lo viví en carne propia (aunque por suerte no viví ninguna agresión física). ¿Qué relación tiene esto con lo anterior? Toda.
En la adolescencia la mayoría de las personas son inmaduras: tienen miedos, inseguridades, celos, envidia, frustración y un popurrí de emociones que aún no saben controlar. De eso trata la madurez, de conseguir una identidad bien definida. Siendo adultos se siguen teniendo estas emociones pero se aprende a gestionarlas adecuadamente (o al menos ese es el fin).
Las personas que sufren por el bullying crecen pensando que ellos no valen la pena, no son lo suficientemente buenos o que no son dignos. Por eso es necesario tener algún amigo o alguien en quien apoyarse en estas situaciones. En caso de que tú no seas capaz de valorarte a ti mismo/a para que alguien te ayude a ver lo genial que eres.

No es que agradezca a la gente que se metiera conmigo, ni mucho menos. Dolió, sufrí hasta tal punto que afecto a otras partes de mi vida y no porque me doliera el que pensaran de mí, sino porque llegué a pensar que había algo en mí, algo desagradable que los alejaba. Que idea tan errónea. De hecho, no conseguí superarlo hasta que me encontré con personas que ya habían resuelto esos problemas interiores y que alivio sentí.

Pero incluso de las cosas más terribles surgen cosas tan bellas como esta:

A mí me ayudó a sacar mi lado artístico aunque mi inspiración fuera mi dolor:

http://pitufi.deviantart.com/

Lo que quiero decir, es que bajo ningún concepto está justificado este comportamiento ni hay manera de excusarlo. Pero el mejor consejo que te puedo dar (y yo no suelo dar consejos) es que no dejes que los demás definan quien eres, coge la vida y disfrútala, porque ahí fuera realmente hay gente que merece la pena y hay cosas que no puedes dejar pasar sin vivirlas, no dejes la vida pasar, vive.

LA PERVERSIDAD

Estándar

Todas las personas podemos ser perversas en alguna que otra ocasión, no hace falta rebuscar mucho, nos encontramos con ejemplos todos los días en relaciones de toda clase: laborales, familiares, personales, de pareja… y además la sociedad está tan acostumbrada a verla a diario que parece casi como que nos impulsa a vivir con sentimientos negativos. La mayoría de las personas cuando actúa mal se siente mal, culpable e intenta justificar sus actos.

Pero algunas personas son perversas de una manera crónica. Suelen escoger una víctima con mucha cautela. Suelen escoger a personas buenas, inocentes, aquellas que saben vivir la vida y gozan con cierto entusiasmo los placeres de vida. La problemática de la persona elegida es que las personas perversas suelen ser encantadoras al principio de la relación, por lo que es difícil darse cuenta de su verdadera naturaleza.

La persona perversa, a diferencia de la acosadora, no trata de humillar, intimidar o vejar a la víctima, sino que lo hace de una manera más sutil. No utiliza insultos. No utiliza agresiones físicas ni verbales. Hace pequeños desprecios, pequeños desaires que se van reiterando en el tiempo y que pueden variar de intensidad dependiendo de la relación y dependiendo de la víctima.

Una persona sensible, buena, honrada difícilmente va a pensar que se trata de una persona perversa y puede perdonar y perdonar hasta la saciedad, pero todo tiene su límite. Puede que piense que comunicándose con ella puede arreglar las cosas pero eso no va a pasar nunca porque esta clase de personas no dan la oportunidad de tener una comunicación directa y no piden disculpas nunca, por lo que la víctima se encontrará desamparada, sin saber que hacer o como demostrar que realmente esta inmersa en una relación dañina. Sobre todo, porque su maltratador tratará a los demás con normalidad.

El origen de este comportamiento viene de que estas personas ven el mundo como un lugar frío y sombrío, donde todo es maligno y por ende, ellos son incapaces de amar y cuidar de nadie porque ellos necesitan destruir para sentirse seguros. Escogen a esa clase de personas quitándoles su vitalidad, su alegría y sus ganas de vivir y de experimentar, hasta que se convierten en seres deprimidos y vacíos.

La mejor manera de superar este estado es alejándose de esa persona sin convertirnos en personas deprimidas y vacías, con nuestro amor, nuestras ganas de vivir y de experimentar, con la alegría de la vida. Las personas que se ven sumidas en esta clase de relaciones no son débiles, sino demasiado confiadas, porque creen que ellos tienen la clave para hacer feliz a la otra persona y cuando ven que no lo consiguen, y que además su vida se ve negativamente afectada, se sienten culpables.

perverso

“Quien no sabe amar, aún no ha aprendido a vivir”. I.L.

FELICIDAD

Estándar

Algunos dicen que la felicidad viene con el dinero, otros con el poder y otros con reconocimiento social. Puede ser que cualquiera de estas tres, incluso que todas juntas ayuden a ser más feliz, pero no es la fuente.

No se puede disfrutar de esas tres cosas sin salud. No me refiero a la salud física. O sea si, no tener enfermedades graves ayuda mucho, pero aunque no enfermemos, podemos tener esas tres cosas y seguir sin ser felices. Me refiero a la salud psicológica y a la salud emocional.

¿Cómo se consigue tener esa salud de la que estoy hablando? A través de la templanza, a través de la estabilidad emocional y a través del positivismo, en definitiva, no dejándote llevar por las emociones.

En mi caso, me ha costado mucho superar todas esas cosas sobre las que he escrito a lo largo de todo el blog, pero ahora que miro atrás, veo el largo recorrido que he caminado y mirando como comencé este proyecto he de decir que nunca tomé mejor decisión que la de intentar conseguir la vida que quería para mí.

Mientras dibujaba los esbozos de mi vida, creí que ya había acabado de pintarla, pero lo cierto es que me he dado cuenta de que hasta ahora solo he comenzado. Siempre hay algo que mejorar, algo que cambiar, algo que conseguir o algo que aprender.

Casi se me olvida comentar como es posible conseguir esa felicidad, que me voy por las ramas. La lección más importante que he aprendido a lo largo de estos años es que, lo más importante en esta vida es el amor. No me refiero al amor romántico, sino a toda clase de amor. Hacia familiares, hacia amigos, hacia la pareja… en definitiva, uno tiene que aprender a vivir su propia vida, lo cual no significa vivirla solo. Uno se tiene que gobernar, velar por uno mismo, defender sus intereses y sus derechos, eso sí, acompañado por las personas a las que quiere, porque realmente eso es lo que hace grande a uno. Reconocer que necesita apoyo, ayuda, comprensión y amor de los demás, así como otros necesitan del suyo/a.

El amor potencia las virtudes de uno y aminora sus defectos.

felicitá

EL DESCUBRIMIENTO

Estándar

Mi mente siempre ha sido curiosa y creo que eso me ayudó bastante. Intentando descubrir como era, leí un montón de libros sobre psicología emocional, con el fin último de intentar arreglar mi vida con unos cuantos manuales. No me arrepiento de mi decisión. Aunque fuera errónea y no me ayudara, fue el comienzo de algo grande, algo que iba a cambiar definitivamente mi vida.

Me gustó la psicología. Mientras leía libros, me sentí identificada en algunas líneas y me ayudaron a comprender algunas cosas que habían pasado en mi vida y gracias a eso, dejé de sentirme culpable por todo lo que me sucedía y empecé a asumir solo la parte que me correspondía.

Con ese cambio, intenté conocerme a mi misma de una manera fácil y práctica. Me envolví en situaciones completamente nuevas sin que nadie de mi entorno o nadie de mi pasado pudiera interferir, para ser consciente de cómo pensaba y de cómo actuaba por mi misma y ver los resultados que obtenía.

Lo cierto es que me sorprendí mucho, porque las cosas estaban siendo como yo siempre imaginé que serían en mi imaginación. No tenía roces con la gente, me reía mucho, me lo pasaba bien. También pude descubrir los rasgos más característicos de mi personalidad y aprendí a describirme a mi misma.

Con tantas gratas sorpresas y nuevos descubrimientos, se me cambió por completo la visión de mi vida y de la realidad. Solo tenía ganas y más ganas de verme en situaciones nuevas y vivirlas, para saber hasta donde podía llegar y cual era mi máximo potencial.

No todo fue de color rosa. Tuve que dejar atrás ciertos pensamientos y ciertos sentimientos que me limitaban y sustituirlos por unos nuevos que me potenciaran, pero al final todo mereció la pena. Todo este cambio, en definitiva, me ayudó a llegar donde siempre quise estar. Me ayudó a alcanzar el éxito.

 descubrir

LA REALIDAD

Estándar

Cuando empecé mi análisis a cerca de los porque de mi situación, descubrí que realmente vivía acomplejada. No me gustaba nada como era, creía que era una persona que dejaba mucho que desear. Creía que era una persona fría, distante, sosa, aburrida, sin gracia, torpe en los deportes. Había interiorizado tanto tales conceptos en mí que me veía como una persona defectuosa y era incapaz de verme tal y como realmente era.

Quería ser una persona muy extrovertida, abierta, divertida, buena atleta, estudiante brillante. Una persona impecable. Pero también descubrí que esos deseos en realidad no eran míos, descubrí que lo que ocultaban eran las miras de los demás. Las expectativas que la gente había puesto en mí sin contar conmigo. La presión social se hacía cada vez mayor y yo me sentía como un pájaro encarcelado, presa en mi propia vida.

Aún no había descubierto mi verdadera identidad y sin darme tiempo a conocerla, ni si quiera a disfrutarla, ya me la habían impuesto. Cuanto más intentaba reivindicarme, más notaba el rechazo y el alejamiento, hasta tal punto que se hizo insoportable.

Pensar en el hecho de que no tenía libertad para escoger el futuro que quería escoger y ser quien quería ser fue un golpe muy duro y no sabía como encajarlo. En aquel entonces no tenía el poder y la madurez que tengo ahora y por miedo a no encajar, me sumí de lleno en la corriente social.

Esto no hizo sino perjudicarme. Estaba viviendo engañándome a mi misma, sin ser como realmente era ni como realmente quería, dando los hilos a los demás para que me manejaran como se les diera la gana y una voz crecía dentro de mí, pidiéndome que me revelara, que sacara todo lo que tenía dentro. Un día, esa voz empezó a apoderarse de mí y casi sin darme cuenta explotó.

Sucedió un cambio grande para que el camino de mi vida se tornara y se volviera a mi favor, pero hasta entonces estuve deambulando, dejando que el tiempo pasara sin ganas de nada. Me había vuelto como todos querían que fuera: una hormiga invisible en plena marabunta, sin opinión, sin ideas, sin expresión. Todo cambió con el descubrimiento.

realidad

ANÁLISIS

Estándar

Las cosas no marchaban bien. La vida se me hacía pesada, sin sentido, vacía. Yo no era como quería ser y mi relación con el exterior no era como lo hubiera esperado. La gente no me trataba como yo creía que me lo merecía. Así que empecé a preguntarme si realmente había algún problema en mí.

Pensé que tal vez la culpa era mía y mientras analizaba las probables causas, me di cuenta de que en realidad yo no había provocado esas situaciones tan nefastas. Pensaba en mi interior, que no había faltado el respeto a nadie, que no me había metido con nadie y que no había tratado mal a nadie.

Así que saqué la conclusión de que la culpa no era mía, que era del resto. Bueno, en parte sí y en parte no. Ahora me doy cuenta de que cuanto más frágil y vulnerable pareces, más te ve la gente como “una presa fácil”. No todos, evidentemente, hay gente que sabe apreciar la bondad y la inocencia. Pero no es así como suele suceder.

Mi política siempre ha sido “vive y deja vivir”, y cuando estoy tratando con alguien con quien no merece la pena, simplemente, me alejo despacio, en silencio, hasta que un día ya no compartimos nuestras vidas. Tal vez esto no ayude mucho cuando es gente de tu entorno, pero no se me ocurre mejor manera de hacerlo, ya que con algunas personas hablar no funciona y no soy partidaria de usar la violencia, ni verbal, ni física.

No ser como la persona que quería ser sí que dependía exclusivamente de mí y me culpaba mucho por ello, pero tuve que descubrir la procedencia de ese deseo, que llegó tiempo más adelante.

análisis